Qué esperar en el distrito Pietermaai de Curazao.

Este barrio que alguna vez fue una zona residencial recibió su nombre en honor al capitán holandés Pieter de Meij. A principios del siglo XVIII, el distrito atrajo a ricos comerciantes, y esto dio origen a un suburbio de mansiones construidas conforme a estilos arquitectónicos holandeses.

En el ocaso del siglo XX, Pietermaai cayó en el olvido, con personas que se iban y actividades ilegales en sus alrededores. Las mansiones que una vez lucieron suntuosas comenzaron a desmoronarse, y la hierba brotó por las ventanas rotas.

Hoy en día, el distrito se ha transformado en una zona popular y concurrida y un crisol donde conviven artistas, músicos, artesanos, estudiantes y viajeros. Los viejos edificios han sido transformados en arte nuevo. Las paredes de este antiguo barrio que estaban medio desmoronadas se han convertido en lienzos en blanco donde jóvenes artistas plasman sus ideas. La vida y el color han revitalizado el vecindario, y los edificios históricos han sido renovados para convertirlos en modernos cafés, boutiques, hoteles, tiendas y restaurantes, mientras que, como ya dijimos, los artistas locales de Curazao han decorado con obras de arte públicas las edificaciones que todavía necesitan ser restauradas.

Este barrio ahora es muy ameno. Dar un paseo por las calles de este distrito recuerda a una de esas películas de arte independientes en las que la protagonista se enamora del encanto y el arte de su entorno.

Durante el día, el buen ambiente llena el espacio. Este es el lugar perfecto para reunirse y conocer artistas locales y personas del vecindario. Por la noche, se convierte en una meca floreciente de vida nocturna, entretenimiento y alta cocina.

Las opciones para la diversión nocturna se vuelven infinitas a medida que dejas llevar por la noche. La música llena el ambiente y la colorida zona se llena de actividad. Los bares se llenan y se convierten en un lugar interesante para conocer nuevas personas y disfrutar de la relajada compañía de lugareños y turistas.

Lo que una vez fue un vecindario derruido ahora es un distrito de visita obligada que se ha convertido en el hogar de personas de todos los estratos sociales y ofrece un ambiente acogedor, creativo y seguro donde las personas se explayan de forma natural.

Consulta nuestra disponibilidad

 

12+ years old

2-11 years old